Correo Corporativo

¿Qué es Correo Corporativo?

Aún en estos tiempos se pueden encontrar empresas que vienen utilizando correos gratuitos  en su trabajo; tales como hotmail, gmail, yahoo u otros. Como te habrás dado cuenta este tipo de cuentas de correo  si bien son adecuadas para un uso personal, darle un uso para nuestra empresa no nos favorece ya que no son nada serias  y más bien da una imagen de informalidad .

Debemos de considerar que la credibilidad de los coreeos gratuitos pueden llegar a ser tan limitada, que algunas empresas llegan a filtrar como “spam” a quellos correos que utilizan estas plataformas. Son los servicios de correo que utilizan los vendedores de cualquier tipo de cosas, desde pomadas para rejuvenecer hasta recetas para la buena suerte.

Pero cuando se quiere transmitir una imagen de prestigio, responsable y que no se preste a confusiones, es de vital importancia que su empresa cuente con un correo corporativo.Trae ventajas, y crearlo es sumamente fácil y rápido.

 

Da identidad
Favorece la identidad, el emprendedurismo y la imagen profesional de la empresa.

Personalización
Sed posuere consectetur est at lobortis. Nulla vitae elit libero a petra augue.

No pierdes tu correo
Sed posuere consectetur est at lobortis. Nulla vitae elit libero a petra augue.

 

Ventajas del correo Corporativo

Da identidad

Los conocedores plantean un primer beneficio, que favorece la identidad, el emprendedurismo y la imagen profesional de la empresa, mediante un ejemplo muy gráfico:

Supongamos que una gran empresa saca a licitación la contratación de alimentos para sus empleados y recibe los correos de una lista de proveedores, entre los que figuran jesusrivera87cr@hotmail.com, marychinchi_1985@yahoo.es y servicios@miempresa.com. De seguro, la empresa que cuenta con el correo corporativo (la última opción) es la que da más sensación de profesionalismo, seriedad y confianza.

En el sentido inverso, por la carencia de una mayor identidad es que –como ya se dijo- hay empresas que desechan, por considerarlas spam, las ofertas que llegan desde los correos creados mediante plataformas gratuitas. No significa que estas empresas no sean serias; es que no lo parecen; es que son como cualquiera de los otros millones y millones de correos gratuitos.

Personalización

Saltar de un correo genérico a un correo corporativo es pasar de lo confuso e inseguro a la verdadera identidad. Pero también facilita otras acciones, dentro de la compañía, como la conformación de grupos de trabajo.

De esta manera, un cliente que trata de encontrar una solución en su empresa, un día en que el proveedor habitual se encuentra en otra área del país, está de vacaciones o, por alguna otra razón, no está trabajando, va a tener acceso a otros ejecutivos de ventas que le pueden dar una respuesta rápida.

Para estos efectos, el sistema corporativo permite crear grupos, con sobrenombres o “alias”, de manera que su correo sea recibido y atendido –por ejemplo- en un departamento llamado “ventas@miempresa.com”, o “consultas@miempresa.com”.

Pero antes… hay que tener un dominio

Puede ser que en sus esfuerzos por crear empresa, todavía no tenga presupuesto para crear un sitio web, pero Internet le da alternativas beneficiosas. Es de mayor importancia que su empresa llegue a tener un sitio web, pero, de momento, lo fundamental es que cuente con un dominio, que no es otra cosa que sunombre.com. Si está disponible, nosotros podemos registrarlo por usted por un período mínimo de un año, configurar su correo electrónico y, todo esto, sin la necesidad de elaborar un sitio web de una vez.

El dominio le permitirá, por un lado, garantizar que nadie le va a quitar el nombre de la empresa, porque no pueden existir dos nombres iguales en Internet y, por el otro, como mencionamos, contar con un correo electrónico corporativo.

Crear un correo de empresa es sencillo pero, a la vez, es como jugar en las grandes ligas: es darle identidad a su empresa. Si usted necesita algún consejo o requiere comprar su dominio o configurar sus correos oficiales, en Pixel Alterno, estamos en la mejor disposición de servirle. ¡Conversemos!